NUESTRAS NOTICIAS

Alianza entre ClubHouse Faro de Oriente permite a estudiantes de la RIA.

Emily López, Erik Hernández y René y Juan Siles son cuatro adolescentes que aprenden diseño en 3D, robótica y reciclaje de hardware, entre otras cosas, en el Intel ClubHouse de Faro de Oriente, en Itzapalapa, en Ciudad de México. En 2013, el Clubhouse y Global Giving realizaron una alianza con la Fundación Proacceso para que estos jóvenes recibiesen clases gratuitas de inglés en el centro Neza 5 de la Red de Innovación y Aprendizaje (RIA). El objetivo: no poner fin a su aprendizaje. Dos días a la semana, acuden a aprender inglés a la RIA, y también una vez por semana, visitan el tianguis de Santa Martha Acatitla, junto al Faro. En un lugar aprenden las herramientas para expresarse en la lengua de Shakespeare y, en el otro, encuentran desde todo tipo de cableado hasta unos manos libres para realizar proyectos técnicos en el Club House. Erik quiere estudiar mecatrónica, Emily planea ser contadora, René sueña con vivir en Japón como programador y Juan aspira a ser artista y vivir un rato en Dinamarca. Todo saben que necesitan el inglés para conseguirlo y la Fundación Proacceso les apoya. “Como me gusta estudiar, siento que no hay nada difícil”, dice Erik en nombre de sus compañeros.

IBM y Fundación Proacceso se alían para resolver problemas humanitarios

La Fundación Proacceso, organización sin fines de lucro que provee acceso a tecnología y educación de calidad a comunidades marginadas de México, se alía desde hoy con IBM en el programa Wold Community Grid (WCG).

Emily López, Erik Hernández y René y Juan Siles son cuatro adolescentes que aprenden diseño en 3D, robótica y reciclaje de hardware, entre otras cosas, en el Intel ClubHouse de Faro de Oriente, en Itzapalapa, en Ciudad de México. En 2013, el Clubhouse y Global Giving realizaron una alianza con la Fundación Proacceso para que estos jóvenes recibiesen clases gratuitas de inglés en el centro Neza 5 de la Red de Innovación y Aprendizaje (RIA). El objetivo: no poner fin a su aprendizaje. Dos días a la semana, acuden a aprender inglés a la RIA, y también una vez por semana, visitan el tianguis de Santa Martha Acatitla, junto al Faro. En un lugar aprenden las herramientas para expresarse en la lengua de Shakespeare y, en el otro, encuentran desde todo tipo de cableado hasta unos manos libres para realizar proyectos técnicos en el Club House. Erik quiere estudiar mecatrónica, Emily planea ser contadora, René sueña con vivir en Japón como programador y Juan aspira a ser artista y vivir un rato en Dinamarca. Todo saben que necesitan el inglés para conseguirlo y la Fundación Proacceso les apoya. “Como me gusta estudiar, siento que no hay nada difícil”, dice Erik en nombre de sus compañeros.